logo logo
img
 
Propiedades de la uva

En el primer estudio clínico de este tipo, un grupo de investigadores de la Universidad de Wisconsin-Madison descubrieron que la composición de la uva negra, (Vitis labrusca L., Vitaceae) ayuda a proteger la salud del corazón en las personas afectadas de enfermedad de la arteria coronaria (Stein y coI., 1999). Según el estudio, dos semanas de terapia de jugo de uva aumentaron la vaso-dilatación (relajación de los vasos sanguíneos) al mismo tiempo que disminuyeron la oxidación dañina del colesterol LDL.
Por su riqueza en azúcares e hidratos de carbono constituye una fuente de energía natural para los que precisan un esfuerzo extra como deportistas, estudiantes, niños en época de crecimiento o personas con niveles bajos de azúcar en la sangre.

Este aspecto viene reforzado cuando consumimos este fruto en forma de pasas, en cuyo caso el contenido en hidratos de carbono y calorías triplica a cuando lo hacemos en fresco.
Pero por el contrario es un alimento contraindicado para los diabéticos debido a este alto contenido de glucosa. Tampoco es la fruta ideal para los obesos por su elevado aporte calórico.
En cambio es un alimento muy adecuado para niños y ancianos, dada la rápida asimilación de los azúcares y su fácil aprovechamiento. Uno de los componentes de las uvas y el vino es el denominado resveratrol. Tiene varias características biológicas importantes. Es antiinflamatorio y tiene efectos sobre el metabolismo de los lípidos. Protege al corazón al reducir el nivel de colesterol. Y además inhibe la agregación de las plaquetas en la sangre.

Con ello la sangre es menos espesa y se evita la formación de los coágulos sanguíneos que desencadenan los infartos cardiacos y cerebrales.
Las uvas se conservan en el frigorífico sin problemas durante unas semanas. Para ello hay que ponerlas sobre papel de celulosa, pues este absorbe la humedad. Hay que desechar las bolsas de plástico. Tampoco es recomendable colocar los racimos cerca de las manzanas, pues estas aceleran el proceso de maduración de la uva.

La forma más frecuente de tomar la uva es cruda, como postre y bien madura. Es fundamental extremar la higiene y lavarlas antes en abundante agua. Puede combinar bien con algunas carnes, quesos y pescados no grasos, y con otras frutas. Buen provecho.

Su alta concentración de Flavonoides y componentes como el resveratrol le otorgan a la uva negra importantes propiedades antitoxinas que conbinadas con una dieta saludable provocan que el organismo pueda actuar de una manera más efectiva contra agentes carcerigenos que pueden existir en otros alimentos.
Asi se ha asegurado que estas sustancias tienen un mayor efecto contra cáncer de pulmón y de próstata.

Dado que durante el periodo de embarazo las mujeres no han de beber alcohol, se recomienda consumir uvas naturales en sustitución del vino, ya que éstas no suponen ningún riesgo para el feto al no haber sufrido el proceso de fermentación que da lugar a la producción de alcohol, pero aporta un gran número de componentes beneficiosos para la madre y para el desarrollo del feto, como el magnesio y el ácido fólico..

Los componentes de la uva evitan en gran medida la concentración de ácido úrico en articulaciones y previene afecciones como la artritis en piernas y pies que suelen cursar con dolores fuertes.

La uva púrpura cuenta con gran número de sustancias antioxidantes que actúan sobre toxinas que nuestro cuerpo no elimina por si mismo o a través del sudor, y que en algunos casos podrían dar lugar a una baja oxigenación de la piel y a una pobre hidratación.

Su aportación de fibra, acompañada de una dieta rica en verduras favorece la moviliad intestinal y colabora a la hora de conseguir una buena regulación de la digestión y una correcta absorción de los alimentos durante el mismo proceso.

Diversos estudios han demostrado que el aporte de Reserveratrol de la uva negra influye positivamente en el sistema circulatorio y cardiovascular. La mejora de la circulación de la sangre evita riesgos cardiovasculares.

La uva es capaz de inhibir la acción de gran cantidad de bacterias como se ha podido comprobar en numerosos análisis clínicos realizados en la Erciyes University de Turquía.

Se ha comprobado que ciertas dietas que contienen un alto porcentaje de grasas pueden influir negativamente en el desarrollo de los glóbulos rojos contenidos en la sangre, por ello, se recomienda tomar alimentos ricos en resveratrol, uno de los componentes de la uva púrpura, que puedan aumentar el número y la calidad de la composición de la sangre.

La uva está recomendada para personas con problemas de retención de líquidos que pueden surgir en las madres después del parto o personas mayores con insuficiencias en los niveles de glucosa.

Un consumo regular de uva púrpura ayuda a frenar la degeneración ocular sufrida a causa de la edad y el desgaste de la retina, este efecto se puede potenciar si además acompañamos la uva de una media de tres piezas de fruta al día, según se extrajo de un estudio realizado en 2004 por varios oftalmólogos del archivo de oftalmológico estadounidense.

Estudios realizados en la universidad de Ohio (EE.UU) han demostrado que el Resveratrol presente en la uva púrpura beneficia directamente a las paredes del corazón y mejora el funcionamiento de las válvulas que rigen los movimientos de éste órgano.

Varios compuestos incluidos en la piel de la uva púrpura provocan una inhibición de ciertas proteínas , como la Endotelina, que se genera en el cuerpo humano y que puede provocar un aumento de la presión en arterias que ha de ser regulada mediante la ingesta de alimentos como la uva púrpura.

Los flavonoides que contiene la uva púrpura y sus derivados como el vino, tienen propiedades beneficiosas para la circulación, aumentando la cantidad de oxígeno en la sangre y provocando así un mejor funcionamiento de las paredes del corazón.

La uva cuenta con una concentración importante de vitamina B, lo que ayuda a mantener un buen funcionamiento neuronal, agilizando las conexiones nerviosas que tienen lugar en éste durante periodos de estrés o durante el envejecimiento.

     
bottom