logo logo
img
   
 
 
 
aceite
El aceite de oliva Virgen Extra de Frutas Esther procede de unos magníficos ejemplares de olivos que se plantaron hace más de 1.500 años, y que hasta el día de hoy, han sido cultivados con pasión y esmero de forma totalmente tradicional.

Por sus cualidades de longevidad, calidad y zona de cultivo (Murcia, en el sureste de España), podemos decir que nuestros olivos son unicos, dando como resultado un aceite de olor y sabor especialmente afrutado. Los olivos siguen siendo especialmente generosos con nosotros, ofreciéndonos cada año lo más preciado de su existencia: una abundante y hermosa cosecha de olivas de la que se extrae el aceite de oliva Virgen Extra.

Cuando uno pasea junto a los olivos y siente la imponente majestuosidad de éstos árboles centenarios, es inevitable traer al presente escenas del pasado romano de la finca; entonces descubres que tienes ante tí el sabor tradicional de siempre, trascendiendo todas las culturas que nos precedieron..., es el auténtico sabor del tiempo.

Por muchos motivos, el aceite de oliva Virgen Extra es una fuente de salud natural: mejora la circulación del flujo sanguíneo, ayuda a reducir el colesterol, mejora el nivel de azúcar en sangre, tiene propiedades antiinflamatorias, favorece la absorción de calcio y es bueno contra la hipertensión. Además es un poderoso antioxidante.
 
Confecciones de producto
 
 
 
bottom